El vino en América Latina

Hablar de vino en América Latina es hablar, principalmente, de dos países: Chile y Argentina. Bien es cierto que otros países producen y consumen su propio vino, como por ejemplo la región de Ica en Perú, pero los vinos más destacados de toda Latinoamérica proceden de Argentina y Chile. Como se puede comprobar en el siguiente mapa, los únicos países con cierto consumo de vino en la región son Argentina, Chile, Brasil y México:

Consumo de vino per capita en America Latina

Al analizar los datos de hectareas, produccion, y consumo de vino en el mundo, confirmamos que Argentina y Chile son los países latinoamericanos vinícolas más destacados. Ambos países sudamericanos suponen cada uno un 3% del viñedo del mundo en 2011; y Argentina y Chile producen un 6% y un 4% del vino mundial, respectivamente. En cuanto a consumo, los países latinoamericanos que más vino beben son Argentina (4% del consumo mundial) y Brasil (2% del consumo mundial):

Produccion mundial vino

Consumo mundial vino

Fuente: OIV.

Como vemos en las tablas anteriores, el mercado del vino se concentra en su mayoría en la Unión Europea, y más en concreto en los países tradicionalmente vinícolas: España, Francia e Italia. España es el primer país por hectáreas de viñedo, el tercer productor con un 13% del vino producido mundialmente, y el quinto consumidor mundial. Francia es el primer productor mundial con el 19% del vino producido mundialmente, así como el primer consumidor mundial con cierta diferencia. Italia es el segundo país tanto productor (16% del vino producido mundialmente) como consumidor de vino.

Sin embargo, en las últimas décadas están creciendo en popularidad los vinos del grupo denominado “Productores del nuevo mundo” o “Nuevos exportadores”, grupo compuesto por Argentina, Chile, Sudáfrica, EE.UU., Australia y Nueva Zelanda. Estos vinos gozan de una creciente demanda a nivel mundial, ya que son muy competitivos al aunar cierta calidad, buen precio y buena comercialización a nivel mundial. Aquí es donde se engloban los vinos chilenos y argentinos, representantes de los vinos latinoamericanos a nivel mundial.

Vinos chilenos

Existen dos páginas web destacadas sobre el mundo del vino en Chile: wines of Chile y vinos de Chile, que ofrecen una información completa sobre Chile como país vinícola, destacando su historia, las regiones vitivinícolas y las variedades de uva.

Para conocer un poco más el vino chileno proponemos el siguiente vídeo de 5 minutos:

Regiones vinicolas Chile

La uva vinífera llegó a Chile con los primeros españoles a mediados del siglo XVI. Posteriormente, los viajes trasatlánticos del siglo XIX facilitaron el comercio internacional y llevaron nuevas costumbres, comidas y parras viníferas a Chile. Se plantaron viñedos con variedades nobles francesas, tales como cabernet sauvignon, merlot, malbec, carmenère, sauvignon blanc y semillón. La crisis de vino provocada en Europa por la devastadora plaga de la phylloxera tuvo algunos beneficios para Chile, ya que famosos enólogos europeos que habían perdido sus viñedos, emigraron a Sudamérica y contribuyeron al crecimiento de la floreciente industria vitivinícola chilena. En los años ’90 los vinos chilenos comenzaron a ganar popularidad a nivel mundial, y en 1994 se encontró en Chile, sana y salva, la variedad francesa carmenère, confundida con los viñedos chilenos de merlot, y que se pensaba que se había extinguido con el ataque de la phylloxera.

Paradójicamente, tratándose de vinos, Chile es más ancho que largo. Pese a que se trata de el país más largo del mundo, no es la distancia con respecto al Ecuador la que juega el rol predominante en la definición del suelo vinícola de Chile, sino más bien la proximidad con el frescor del Océano Pacífico o con las nevadas cimas de la Cordillera de los Andes. En medio, el extenso valle central, por el que cruzan los ríos que fluyen hacia el oeste desde los Andes, y que presenta una tierra generosa para el cultivo de los viñedos. Es en el valle central donde se concentran las regiones vinícolas chilenas, en su mayoría en cierta altura.

Vinos argentinos

Regiones vinicolas de ArgentinaEn Argentina, la región vinícola se extiende desde los 22º hasta los 42º de latitud sur. Al pie de la cordillera de los Andes, a lo largo de más de 2.400 km desde la provincia de Salta hasta la provincia de Río Negro, se da una diversidad de climas y suelos que hacen de cada región un terruño único. La región vinícola argentina por excelencia es la de Mendoza, donde desde el siglo XIX también destacan los cepajes franceses, sobre todo los tintos (malbec, cabernet sauvignon, merlot, syrah y pinot noir). Los viñedos argentinos están situados en altura (no en vano, se dice que el viñedo más alto del mundo es el de Bodega Colomé en Salta, a algo más de 3.000 metros de altura), lo cual se traduce en una gran amplitud térmica entre las frías noches y los días soleados, lo que favorece el buen desarrollo de la uva vinícola.
Para más información sobre el vino argentino, se puede visitar la página de Mendoza es vino y la página sobre vino de Welcome Argentina.
About these ads

5 pensamientos en “El vino en América Latina

  1. Pingback: Cultura vinícola en Argentina | Bodegas de vinos

  2. Un post magnífico, a la altura de los vinos de la región. Los caldos de estos países tienen una excelente calidad precio y a base de buen hacer se están ganando el reconocimiento internacional. Cada día es más frecuente encontrarlos en Europa y Estados Unidos, donde gozan de buena reputación a la vez que un toque exótico. Merece la pena probar.

    A nivel particular me gustaría destacar la cepa “Tannat” que es de origen francés pero que ha alcanzado fama mundial gracias a su utilización en los vinos que produce Uruguay. Es una variedad peculiar y es excelente tomarlo con las carnes uruguayas. Este vino también destaca por su elevado contenido de antitoxidantes, principalmente resveratrol, siendo muy beneficioso para la salud con un consumo responsable.

    Salud!

    • Sí señor, Juan. Es cierto que no hemos mencionado tus queridos vinos uruguayos, pero es bien cierto que tienen calidad suficiente para no envidiar a los chilenos y argentinos. Personalmente no he probado los vinos uruguayos de la Tannat, ya tengo una buena excusa. Un abrazo!

      • Es así señores. No es de mi gusto la cepa Tannat pero bien se, como uruguayo, que la hemos elegido y perfeccionado como nuestra variedad nacional, así como Argentina al Malbec y Chile al Carmenere. Por otro lado me extraña el bajo consumo aquí aunque en estos días informaban sobre la baja del consumo de vino. Mi país en cambio es uno de los consumidores de cebda per cápita más grandes del mundo. Y bueno, son gustos. Abrazo !

Tus comentarios aportan mucho, anímate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s