Peligrosidad y crimen en América Latina

Hablar de América Latina es, desgraciadamente, hablar también de peligrosidad.

A pesar de ello, antes que nada vamos a puntualizar que se ha de “relativizar” todo lo que se oye sobre la peligrosidad en América Latina. Suele ser cierto que las ciudades latinoamericanas son más inseguras que las europeas, por ejemplo, pero cualquier persona puede moverse alrededor del continente sin problemas, siempre que prime la precaución y el sentido común.

Con todo, es indudable que en América Latina se encuentran varias de las ciudades más peligrosas del mundo y que en los últimos años (2010 y 2011) ha habido un repunte de crímenes violentos en la región (sobre todo en América Central). Los listados de ciudades más peligrosas del mundo no son del todo fiables, ya que la información recopilada no es del todo perfecta y porque muchos de estos listados obvian ciudades de África o de Oriente Medio por falta de datos. Por todo ello, es conveniente ser cautos a la hora de hacer comparaciones entre regiones o ciudades del mundo.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC en sus siglas en inglés) elabora anualmente un informe sobre el homicidio en el mundo. De su informe sobre homicidio en el mundo de 2011 (que podéis consultar completo aquí, en inglés) sacamos alguna información interesante sobre el crimen en América Latina en la actualidad.

Para medir la peligrosidad de un país, este informe elabora la tasa de homicidios sucedidos en un año por cada 100.000 habitantes. Este mapa nos muestra las diferencia que América Central y la zona norte de Sudamérica comparten con África las tasas de homicidios más altas. Según este estudio, los países más peligrosos de Latinoamérica son Honduras, El Salvador, Guatemala, Belize y Venezuela.

Mapa homicidios America Latina

Para este estudio, las Naciones Unidas toma en cuenta dos fuentes diferentes: las cifras del sistema judicial penal, y las del sistema público de salud, y analiza, para cada país, cuál es la fuente más fiable (para cada país, se puede ver la fuente empleada en el Anexo: metodología del citado informe):

Tasa homicidios America

Claramente se percibe que existen divergencias entre las cifras del sistema judicial y del sistema sanitario, lo cual denota la necesidad de tomar los datos con cierta precaución. Especialmente preocupantes son las diferencias en las cifras de Honduras, Belize, Venezuela y la República Dominicana.

En cuanto a homicidios por grupos de edad y sexo, son los hombres jóvenes las principales víctimas; lo cual no es óbice para pasar por alto los numerosos casos de violencia de sexo hacia mujeres de todas las edades, en todas las regiones del mundo.

El número de crímenes contra personas y propiedades ha aumentado tras la crisis mundial de 2008-2009, con incrementos de homicidios en países donde el PIB se ha visto disminuido y su índice de precios aumentado.

Armas de fuego y crimen organizado en América Latina

El uso generalizado de armas de fuego es un problema mayor en América Latina, ya que Sudamérica, el Caribe y América Central encabezan las regiones con más porcentaje de asesinatos por armas de fuego respecto al total (más de un 60% de los asesinatos en estas zonas son cometidos por arma de fuego):

Porcentaje homicidios armas de fuego Latinoamerica

Ello confirma la principal característica del crimen en América Latina: existe un alto porcentaje de crimen organizado debido a las bandas y pandillas, habitualmente relacionados con el tráfico de drogas o de control de zonas. En otras regiones (como por ejemplo Europa) el crimen se debe más a disputas personales/familiares que a disputas entre bandas, y las armas de fuego suponen en torno al 25% de los homicidios. Por otra parte, un estudio de Small Arms Survey calcula que en América Latina las posibilidades de que le ocurra un crimen a un integrante de una banda son 100 veces mayores a que le ocurra a cualquier ciudadano.

Analizando la evolución de los homicidios por zonas geográficas de América Latina desde 1995 hasta 2010, sacamos también interesantes conclusiones:

América Central:

La situación actual en América Central es preocupante. En los últimos 5 años la tasa de homicidios ha aumentado en 5 de sus 8 países, y en el caso de Honduras se ha más que duplicado hasta ser el país más peligroso de toda América Latina (con cifras de su sistema judicial). El Salvador, Guatemala y Belize también tienen tasas de homicidios muy elevadas.

Evolucion homicidios America Central

Aunque el crimen organizado está extendido por toda América Central, cabe mencionar la alta concentración del mismo en zonas determinadas. En México, por ejemplo, los siguientes estados concentran el 41% de los homicidios a pesar de significar solamente el 11% de la población mexicana: Chihuahua, Sinaloa, Guerrero y Baja California. Además, dentro de esos mismos estados, existe a su vez concentración en ciertas ciudades: Ciudad Juárez supone 2/3 de los asesinatos en Chihuahua pero solo un 40% de su población, mientras que en la ciudad de Tijuana (también fronteriza con Estados Unidos) se producen 3/4 de los asesinatos de Baja California.

Particularmente en América Central, los homicidios se relacionan directamente (aunque no exclusivamente) con los grupos que dominan el tráfico de drogas. Más concretamente, es el aumento del tráfico de cocaína el que ha traído más disputas entre grupos traficantes y homicidios en la región. La razón principal de tal cantidad de grupos traficantes en América Central es su situación estratégica entre los grandes productores de cocaína de Sudamérica (Colombia, Perú y Bolivia) y el tan lucrativo mercado demandante de cocaína de Estados Unidos.

El Caribe:

Hace una década las tasas de homicidio de los países del Caribe estaban muy por debajo de las de América Central. No obstante, en los últimos años estas tasas han aumentado, sobre todo en Jamaica, Trinidad y Tobago y la República Dominicana. Ello a pesar de que el Caribe ha visto disminuido su rol como “puente” en el tráfico de cocaína entre Sudamérica y Norteamérica: se calcula que en 1997 un 30% de la cocaína entraba en Estados Unidos vía el Caribe, mientras que en 2009 este porcentaje disminuía al 10% (en favor de los países de América Central). Existe la teoría de que esta disminución de importancia del Caribe como “puente” de la droga hacia Estados Unidos provoca más disputas entre los grupos traficantes por repartirse la cuota de mercado restante.

Evolucion homicidios Caribe

Sudamérica:

Mientras que en América Central y el Caribe el tráfico de droga ha traído consigo más homicidios, en Sudamérica encontramos ejemplos de éxitos en la lucha contra la violencia. Tal es el caso de Colombia, donde la aplicación de duras medidas legales ha conseguido reducir el tráfico de drogas y la tasa de homicidios considerablemente en la última década, desde 70 a 33 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2010. En contrapartida, el caso más preocupante lo representa Venezuela, con un incremento constante en su tasa de homicidios hasta casi 50 por cada 100.000 habitantes. Por su parte, Brasil tiene en su peligrosidad uno de sus principales problemas, ya que al mantener una alta tasa de homicidios, ello supone la mayor cantidad de homicidios en términos brutos de la región, pese a los conocidos esfuerzos por parte del Gobierno de mejorar la seguridad en los barrios especialmente conflictivos de Río de Janeiro y Sao Paulo.

Evolucion homicidios Sudamérica

A pesar de no existir un patrón claro de evolución de las tasas de homicidios en América Latina, parece claro que el tráfico de drogas marca la violencia entre grupos y pandillas traficantes y, por ende, marca la evolución del crimen en la región. Estos grupos desafían y controlan la ley en muchos países latinoamericanos, mientras que los Gobiernos ven difícil reestablecer el orden y la seguridad en la sociedad.

Además, la violencia atrae violencia, ya que en muchas ocasiones estos grupos o pandillas emplean el crimen para objetivos específicos como establecer el status del grupo o marcar su control en una región determinada a través del miedo; para mandar mensajes de “aviso” a otros grupos traficantes, o para simplemente constreñir a las autoridades a través del miedo. Todo ello tiene consecuencias muy profundas y duraderas en el conjunto de la sociedad, lo cual supone que la peligrosidad sea uno de los problemas más grandes de América Latina.

Otras fuentes:

En un post de un blog amigo encontramos otras clasificaciones de ciudades peligrosas, entre las que destacamos:

  • Seguridad, Justicia y Paz, sociedad civil independiente de México, elabora anualmente un índice de las ciudades más peligrosas del mundo según la tasa de homicidios por habitante. Su último estudio sobre el año 2011 revela que:
    • La ciudad más violenta del mundo es San Pedro Sula en Honduras (159 asesinatos por 100.000 habitantes), seguida por Ciudad Juárez en México (148) y Maceió en Brasil (135), lo cual coincide a priori con los datos del estudio de Naciones Unidas.
    • 5 de las 10 ciudades más violentas del mundo son mexicanas.
    • 45 de las 50 ciudades más violentas se sitúan en el continente americano y 40 en América Latina.
    • En México se siguen “rasurando” las cifras para aparentar que hay menos violencia.

Aquí podéis ver el listado completo 50 ciudades más violentas del mundo según este estudio, el cual recomendamos no tomar “al pie de la letra” porque, al ser una fuente mexicana, estudia más a fondo los países latinoamericanos que otras regiones del mundo.

Conclusiones:

Tras esta reflexión, como conclusiones sobre la peligrosidad en América Latina diremos que:
  • Es cierto que muchas regiones latinoamericanas presentan una alta peligrosidad, pero es necesario estudiar y analizar las características del crimen en América Latina.
  • El crimen y el subdesarrollo están estrechamente ligados, ya que en áreas subesarrolladas es más fácil que se produzcan crímenes, lo cual, a su vez, conlleva más inseguridad en la población y menor posibilidad de desarrollo económico y social.
  • No obstante, en América Latina no existe una relación tan estrecha entre crecimiento económico y disminución del crimen. América Latina es una de las regiones más en auge económicamente a nivel mundial, pero sigue presentando serios problemas de seguridad y aumento de sus tasas de homicidio, debido a que se dan condiciones sociales y económicas propicias para el crimen organizado:
    • Por un lado, existe una desigual repartición de este crecimiento económico, ya que la población pobre se ve mucho menos favorecida por el crecimiento económico, proporcionalmente, que los sectores más ricos. Ello se ve reflejado en el hecho de que, a pesar que la región ostenta, de media, un Índice de Desarrollo Humano alto en comparación con el resto del mundo, sus tasas de homicidio son de las más altas del mundo.
    • Por otro lado, existe una corrupción establecida y a todos los niveles en la región (tanto políticos como policiales y de seguridad, que se refleja en un altísimo índice de percepción de la corrupción), lo cual favorece la existencia de bandas y grupos de crimen organizado.
  • En comparación con el resto del mundo, el crimen en América Latina está influenciado por la alta presencia de bandas y pandillas narcotraficantes y las frecuentes disputas entre ellas. Enormes volúmenes de cocaína producidos en Colombia, Perú y Bolivia, se venden ilegalmente a precios muy altos en el lucrativo mercado demandante de cocaína de Estados Unidos (y también en Europa). Ello supone una importante fuente de ingresos ilegales para muchos países, sobre todo de América Central, por su situación estratégica entre los países productores mencionados y el enorme mercado estadounidense. Este importante tráfico de drogas marca la violencia entre grupos narcotraficantes y, por ende, marca la evolución del crimen en la región.
  • El año 2010 fue un mal año para el homicidio en América Latina, particularmente en América Central. Este aumento de homicidios en la región tienen gran repercusión y daña especialmente la imagen de América Central como centro mundial del crimen organizado y tráfico de drogas, a pesar de que existan otras zonas en el mundo igual o más peligrosas.
  • La peligrosidad es, sin duda, uno de los principales problemas pendientes de América Latina. Mundialmente está muy extendida la imagen de región extremadamente peligrosa, sobre todo América Central, lo cual perjudica seriamente su definitivo despegue económico y social.

¿Estáis de acuerdo con este análisis sobre la peligrosidad en América Latina? Estaremos encantados de escuchar vuestros comentarios al respecto:

5 thoughts on “Peligrosidad y crimen en América Latina

  1. Pingback: Anónimo

  2. Pingback: 3ras: COCHABAMBA (Bol) vs TRUJILLO (Per) - Page 249

  3. El tráfico de drogas se mueve mucho dinero. En la actualidad, los delitos contra la administración pública mover la misma cantidad de dinero o incluso más. El tráfico internacional de drogas, la participación de Paraguay y Brasil, prefiere contratar a un abogado y hacer una defensa, es el famoso penal brasileño Luiz Felipe Mallmann de Magalhães. Es muy conocido y respetado por todos. Encontré su página web http://www.luizfelipemagalhaes.com.br. En Internet, por su nombre, podemos ver algunos de sus clientes

  4. Pingback: VI Cumbre de las Américas « Latin America Hoy

  5. Tengo mis opiniones sobre el tema. Creo que además de todos los factores que se enumeran en esta entrada del blog, muy completa por cierto, existe uno que sobrevuela por encima de los demás. A mi juicio, ese factor “no detectado” , es que si bien América Latina ha experimentando un buen crecimiento económico en la última década , los avances sociales no llegan con la misma velocidad. Este desequilibrio entre desarrollo económico y social puede estar generando una brecha que sirve de base al aumento del crimen.

    También, y para no dejar el artículo en tono negativo, me gustaría comentar que la seguridad ha mejorado mucho en algunos países. Llamativos son el caso de Colombia y El Salvador. En el caso del país andino, la decidida lucha contra las FARC y guerrillas ha contribuido a la reducción de muertos. Y referido al Salvador, ha sido la implicación del ejército en combatir a carteles de la droga y crimen organizado. El país centroaméricano celebró el pasado 14 de Abril el primer día, desde que existen registros estadísticos, sin homicidios en el país.

Tus comentarios aportan mucho, anímate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s