La independencia de América Latina (II): de 1810 a 1825 en Sudamérica

Artículo precedente: La independencia de América Latina (I): de 1780 a 1810.

Como hemos visto en el anterior artículo, con el sistema colonial español en crisis, y la creación de juntas de Gobierno en América Latina (1808-1810), se había comenzado el proceso de independencia de los países de América Latina.

4. Sudamérica: La independencia armada de las colonias

Este proceso de independencia se interrumpió y pausó entre 1812 y 1816, con la reconquista española de las colonias.

Las tropas españolas vencieron en 1812 a Napoleón en la Península Ibérica, y en 1813 Fernando VII fue restablecido Rey de España. Uno de sus primeros objetivos fue tratar de recuperar su poder en las colonias americanas,  para lo cual envió dos contingentes contra los criollos de las Juntas de América, considerados rebeldes, a cargo de los militares Pascual Liñan (a Veracruz, Nueva España) y Pablo Morillo (a sofocar las independencias de Venezuela y Colombia).

Las guerras y la represión de las tropas españolas se extendieron por todas las regiones a partir de 1815, lo que despertó en el pueblo americano una generalizada tendencia separatista, incluidos los sectores sociales que anteriormente habían quedado al margen del proceso de independencia, como los indígenas y la población negra.

  • En el Río de la Plata, las tropas españolas recuperaron el Alto Perú en 1815, e hicieron retroceder a los ejércitos de las Provincias Unidas del Río de la Plata, solamente hasta Salta y Jujuy. Allí, los provincianos establecieron su resistencia e impidieron el avance de las tropas españolas hacia Buenos Aires. En 1816, en el Congreso de Tucumán, las Provincias Unidas declararon su independencia de España. Uno de los líderes del nuevo Estado, el general José de San Martín, comenzó su campaña de independencia que tenía como objetivo derrotar el dominio español en Perú.
El General José de San Martín

El General José de San Martín

  • En Chile, muchos líderes independentistas chilenos escaparon a la provincia de Mendoza (actual Argentina), donde los recibió San Martín. El libertador chileno Bernardo O’Higgins se unió a San Martín para organizar el Ejército Libertador de los Andes, que derrotó a los españoles provenientes de Perú en la batalla de Chacabuco en 1817, y aseguró la independencia de Chile en la batalla de Maipú, el 5 de abril de 1818.
  • En el Reino de Nueva Granada, los ejércitos libertadores se organizaron desde 1816 en los Llanos Orientales y de Apure (actual Venezuela, frontera con Colombia), comandados por Simón Bolívar y otros lugartenientes como José Antonio Páez, Francisco de Paula SantanderAntonio José de Sucre. En abril de 1819, tropas de Páez triunfaron en la batalla de Las Quesedas del Medio; y en agosto de ese mismo año, Bolívar logró la victoria en la  batalla de Boyacá, de la cual se logró la instauración de la  Gran Colombia conformada por los antiguos territorios del Virreinato de la Nueva Granada, la Real Audiencia de Quito y la Capitanía de Venezuela. En junio de 1821, Bolívar venció a las tropas españolas en la batalla de Carabobo y consolidó la independencia de Venezuela. En 1822, Sucre venció en la batalla de Pichincha, la cual le dio libertad a Quito.
  • Perú fue el bastión de la presencia española en Suramérica, que junto con la reducida presencia criolla frenaron cualquier intento independentista. No en vano, fue necesaria la intervención de los que han quedado para la historia como los dos grandes libertadores de América Latina: San Martín y Bolívar. En 1820, San Martín desembarcó con su ejército en Lima. Un año después, el 28 de julio, los peruanos declararon su independencia y San Martín fue nombrado “Protector del Perú”. Al tiempo que llegaba San Martín por el sur, Bolívar lo hacia por el norte. Ante la imposibilidad de derrotar cada uno por su lado a las poderosas fuerzas realistas, los dos generales se reunieron en la ciudad de Guayaquil, el 26 de julio de 1822. Bolívar y su ejército triunfarían el 6 de agosto de 1824 en la batalla de Junín y, el 9 de diciembre de este mismo año un lugarteniente suyo, el Mariscal Antonio José de Sucre, triunfó en la batalla de Ayacucho, considerada como el último gran enfrentamiento de las guerras de la independencia y el símbolo de la caída del dominio colonial español en América del Sur. Más tarde, las tropas de Sucre avanzaron hacia el Alto Perú, y el 6 de agosto de 1825, declararon la independencia de la actual Bolivia.

Campañas militares durante la independencia

 Batalla de Ayacucho Martin Tovar y Tovar

Continuará.

 

Anuncios

2 thoughts on “La independencia de América Latina (II): de 1810 a 1825 en Sudamérica

  1. Pingback: La independencia de América Latina (I): de 1780 a 1810 | Latin America Hoy

Tus comentarios aportan mucho, anímate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s