La frontera marítima Perú-Chile y el triángulo terrestre

Existen ciertos conflictos territoriales pendientes en América Latina, herencia de las independencias del siglo XIX o de las posteriores guerras que trazaron las fronteras latinoamericanas.

En el caso de la frontera entre el Sur del Perú y el Norte de Chile, el conflicto limítrofe deriva de la Guerra del Pacífico, que enfrentó a Chile con Perú y Bolivia entre 1879 y 1883. Guerra de la cual también deriva la actual reivindicación de Bolivia de recuperar salida al mar (de la cual hablaremos en otro momento).

Chile y Perú no lograron un consenso tras la guerra. Finalmente el 3 de junio de 1929, con la intermediación de EEUU, ambos países firmaron el Tratado de Lima de 1929, el cual fijó la soberanía de las provincias de Tacna y Arica, y fijó la frontera terrestre entre ambos países con la instalación de 80 mojones marcadores (denominados hitos) desde la costa hasta la meseta de Ancomarca.

Más adelante en 1947 ambos países proclamaron por separado y unilateralmente ciertos derechos marítimos sobre 200 millas náuticas desde sus costas (Declaración de Chile de 1947 y Decreto Supremo de Perú de 1947).

En enero de 2008, Perú demandó a Chile ante La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de las Naciones Unidas de La Haya, reclamando que la división marítima en la frontera no estaba fijada.

Posturas Peru y Chile ante la demanda de Peru ante el CIJ en 2008

Perú demandaba que no existe una frontera marítima convenida, y solicitaba que en el mar la frontera fuera una línea equidistante a los dos territorios terrestres, con el fin de obtener dos áreas marítimas equitativas.

Chile consideraba que la frontera marítima debía ser como hasta la fecha, según la Declaración de Santiago de 1952 (firmada por Chile, Ecuador y Perú durante la Conferencia de 1952 realizada en Santiago de Chile sobre la Explotación y Conservación de los Recursos Marinos del Pacífico Sur): tomando como referencia el Hito nº 1, trazando una línea recta sobre el paralelo 18º21’03’’ hasta 200 millas en el mar, y de ahí trazar una línea perpendicular hacia el sur.

Tras varios años de recogida de información y posturas de ambas partes, la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas de La Haya emitió su sentencia el 27 de enero de 2014, declarando que:

  1. Las proclamaciones de 1947 no establecen frontera marítima internacional.
  2. La Declaración de Santiago de 1952 es un tratado internacional, pero no establece nada respecto de los límites marítimos entre los dos países.
  3. La CIJ de la Haya establece como frontera marítima Perú-Chile la siguiente:
    1. La línea de frontera marítima se mantiene parcialmente hasta un punto A en el mar, a 80 millas náuticas desde el Hito nº 1.
    2. Desde el punto A se traza una línea equidistante para ambos países, hasta llegar a un punto B en el mar.
    3. El límite definitivo de las 200 millas se traza desde ese punto B hasta el punto C trazando una línea hacia el sur.

Delimitacion frontera maritima sentencia CIJ

La sentencia intenta contentar a ambas partes, ya que no se pronuncia claramente a favor de una u otra. Perú no gana todo el terreno reclamado, pero gana algo más de 50000 km² de soberanía marítima (22000 km² que eran considerados chilenos, y 28471 km² como parte de alta mar). Por su parte, Chile sigue manteniendo 2 “privilegios”:

  • La línea de costa se traza paralela desde el Hito nº 1 y no desde el punto de concordia.
  • En las 80 millas náuticas más cercanas a la costa se mantiene la antigua frontera marítima. Estas primeras 80 millas náuticas (148 metros) tienen importancia económica por ser la zona más favorable para la pesca, principalmente de la anchoveta, la especie más explotada en esta zona de rico ecosistema marino, y de gran importancia para ambos países en su exportación como harina de pescado.

Se puede ver completa la sentencia de La Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas de La Haya del 27 de enero de 2014: el original en inglés y la traducción al español del ACDI (Anuario Colombiano de Derecho Internacional).

La frontera terrestre y “el triángulo terrestre”

No obstante lo comentado y la aceptación por ambas partes de la sentencia de la CIJ, esta demanda ha levantado viejas controversias: dónde se sitúa exactamente la frontera terrestre Perú-Chile, y en consecuencia, qué país ejerce soberanía sobre de un triángulo terrestre de 37.610 m2.

Perú considera que el Tratado de 1929 estableció la frontera terrestre en el Punto de Concordia, y por tanto, le corresponde este triángulo terrestre. En palabras de su presidente Ollanta Humala, sostiene que “el fallo del CIJ no se pronuncia sobre el límite terrestre y no prejuzga ni afecta la frontera terrestre del Perú, que se inicia en el punto de Concordia conforme a lo establecido en el Tratado de 1929″. Ello resultaría en una “costa seca” (sin salida al mar) peruana de 300 metros.

Por su lado, Chile sostiene que la confirmación por parte de La Haya de que la frontera marítima comienza en el paralelo del Hito 1, ratifica la frontera terrestre en el Hito nº 1, y por tanto el dominio chileno sobre el triángulo terrestre.

Frontera terrestre Chile-Perú

En teoría, este pequeño triángulo de tierra ha sido hasta la fecha peruano, pero en la práctica actualmente es un triángulo terrestre de costa sin soberanía clara.

Algunos expertos en política internacional especulan con que la postura chilena tiene como fin postergar la definitiva aplicación del fallo del CIJ de la Haya respecto a la frontera marítima.

Sea como fuere, el conflicto del pequeño triángulo terrestre sigue vigente, y no se vislumbra una solución en el corto plazo, más aún tras la presentación peruana del mapa de la frontera marítima en agosto de 2014 (donde establece la frontera marítima de la sentencia de la CIJ, pero a su vez mantiene la frontera terrestre en el punto de Concordia), al que Chile reaccionó con molestia.

Peru-Chile Hito nº 1

En definitiva, ambos países están llamados a alcanzar un acuerdo y dejar de lado definitivamente las disputas del pasado, con el objetivo común de seguir avanzando hacia el desarrollo.

Más aún cuando ambos son piezas clave en la unión de países más decidida a avanzar el desarrollo a través de la apertura comercial y las políticas internacionales multilaterales: la Alianza del Pacífico.

Anuncios

Tus comentarios aportan mucho, anímate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s