Evolución del comercio América Latina-África en 2000-2015 (I)

Breve contexto histórico

Según la teoría geológica, los territorios actuales de América Latina y África estuvieron físicamente unidos, formando Gondwana, hasta hace aproximadamente 150 millones de años, en que comenzaron a separarse físicamente hasta sus posiciones geográficas actuales.

Más recientemente, la historia contemporánea narra cómo las relaciones entre África y América Latina tuvieron un auge con el triste episodio de tráfico de esclavos desde las costas africanas hasta suelo americano, entre los siglos XVI y XIX, fruto de la colonización de ambas orillas del Atlántico por las potencias europeas.

Tras la abolición de la trata de esclavos y las independencias de los países latinoamericanos durante el siglo XIX, ambas regiones volvieron a silenciar sus relaciones y sus intercambios, hasta bien entrado el siglo XX, una vez los Estados africanos también alcanzaron su independencia de las metrópolis europeas en las décadas de 1960 y 1970.

Desde esas décadas, hasta nuestros días, con muchos altibajos, las relaciones entre ambas regiones se han retomado, al calor del movimiento de Cooperación Sur-Sur (CSS) nacido en esas dos décadas, y con los vaivenes provocados por las diferentes coyunturas internacionales.

Si bien la década de 1970 fue prometedora desde el punto de vista de las relaciones africanas-latinoamericanas, las dos décadas siguientes estuvieron marcadas por la crisis de deuda que asoló a ambas regiones y su posterior etapa de recuperación, de introspección, y de aplicación de las reformas para la recuperación económica del Consenso de Washington (políticas criticadas, por ejemplo, en este artículo).

Ya antes de la llegada del nuevo siglo, tras el triunfo de la ideología estadounidense en la Guerra Fría, se materializaron algunos reacercamientos entre ambas regiones, con el liderazgo de Brasil desde el lado latinoamericano.

Ya con el nuevo siglo, la nueva política externa brasileña tras la llegada al poder de Lula da Silva en 2003 se convirtió a la postre en uno de los hechos más relevantes para el empuje de las relaciones externas entre África y América Latina, bajo el amparo de la política externa cultural de pasado común y de africanidad, apoyado por el resurgimiento de la CSS, y con el objetivo de buscar una mayor autonomía de las regiones periféricas respecto del centro. A la sombra de otras potencias emergentes (principalmente China, Rusia e India), Brasil también ha impulsado su presencia como actor principal en África en las últimas décadas.

América Latina y África: dos regiones periféricas en el sistema-mundo

América Latina y África son dos regiones periféricas en el sistema-mundo de la teoría de Immanuel Wallerstein. Su participación en el comercio mundial lo refleja: en los últimos años, toda la región América Latina se ha mantenido como responsable del 6% del total del comercio mundial de mercancías (porcentaje, además, muy influenciado por el gran monto comerciado por México en el marco del TLCAN), mientras que África (nada menos que 52 países) se ha estancado en el 2% del total mundial:

CEPAL 2016 (pag 94)
Participación en las exportaciones mundiales de bienes por regiones, 2000-2015, en % del total mundial. Fuente: CEPAL (2016).

El aumento de las relaciones comerciales birregionales América Latina-África sería muy positivo para ambas regiones, ya que, a las ventajas clásicas del comercio internacional, se suma la ventaja de que, aumentando sus relaciones mutuas, diversifican los mercados de origen y de destino, lo cual redunda en la paulatina disminución de la dependencia económica de estas regiones periféricas respecto al centro. Es decir, una mayor integración entre ellas, puede suponer mayor independencia frente al centro económico clásico.

Por otro lado, el beneficio sería no solamente económico, sino también social, cultural, educativo, y de conocimiento mutuo, puesto que el intercambio comercial a menudo sirve como punta de lanza para aumentar las relaciones en todos estos sentidos.

Comercio internacional América Latina-África

Utilizando la base de datos de comercio internacional de bienes de las Naciones Unidas, UN Comtrade, así como su metodología de análisis de datos, se han tomado en cuenta los países de los que existen datos de comercio internacional para el período 2000-2015:

  • América Latina y el Caribe (25 países): Argentina, Bahamas, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay, y Venezuela.
  • África (46 países): Angola, Argelia, Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Camerún, Congo, Costa de Marfil, Yibuti, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Ecuatorial, Guinea-Bissau, Kenia, Liberia, Libia, Madagascar, Malaui, Mali, Marruecos, Mauricio, Mauritania, Mozambique, Namibia, Níger, Nigeria, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Suazilandia, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda, Zambia, Zimbabue.

Con el análisis cuantitativo de datos, podemos observar que las ventas latinoamericanas hacia África (exportaciones de bienes) pasaron de 2.933 millones USD (0,8% del total exportado mundial) a 14.802 millones USD (1,7% del total mundial) en el período 2000-2015. Mientras que las compras latinoamericanas de África (importaciones de bienes) pasaron de 4.993 millones USD (1,4% del total importado mundial) a 12.106 millones USD (1,3% del total mundial):

  Exportaciones de América Latina Importaciones de América Latina

Año

Hacia África

Hacia Total Mundo África % s/total Desde África Desde Total Mundo

África % s/total

2000

2.933 350.367 0,8% 4.993 355.283 1,4%

2001

3.752 339.786 1,1% 5.214 355.239 1,5%

2002

4.113 344.064 1,2% 4.081 329.958 1,2%

2003

4.671 378.494 1,2% 5.082 343.113

1,5%

2004 6.839 470.464 1,5% 8.637 418.904

2,1%

2005 9.278 568.508 1,6% 10.931 499.582

2,2%

2006

11.634 680.095 1,7% 13.166 599.570 2,2%
2007 13.940 700.482 2,0% 16.986 707.915

2,4%

2008

17.343 879.750 2,0% 23.160 858.111 2,7%
2009 13.418 692.114 1,9% 12.084 654.035

1,8%

2010

15.555 874.074 1,8% 16.610 843.025 2,0%
2011 20.977 1.069.958 2,0% 20.959 1.034.821

2,0%

2012

20.648 1.075.217 1,9% 18.925 1.063.431

1,8%

2013 18.759 1.066.618 1,8% 22.475 1.079.758

2,1%

2014

17.440 970.920 1,8% 21.707 1.039.160 2,1%
2015 14.802 846.673 1,7% 12.106 922.816

1,3%

Total 196.102 11.307.583 1,7% 217.117 11.104.720

2,0%

América Latina: Exportaciones e Importaciones a África, en millones USD y en porcentaje sobre el total mundial, 2000-2015. Elaboración propia con datos de UN Comtrade (2017).
América Latina: Exportaciones e Importaciones a África, en millones USD y en porcentaje sobre el total mundial, 2000-2015. Elaboración propia con datos de UN Comtrade (2017).

En el gráfico anterior podemos observar datos interesantes sobre la evolución durante los 15 años estudiados:

  • Desde el año 2000 hasta el año 2008, tanto el comercio con África, como la importancia relativa de África para América Latina, tuvieron un crecimiento exponencial y sostenido que auguraba un futuro prometedor. Pero, desde entonces hasta 2015, el intercambio comercial ha tenido un comportamiento errático, y la importancia relativa de África se ha visto estancada, e incluso ha retrocedido.
  • Del año 2008 al año 2009, hubo una caída importante del comercio entre América Latina y África, en línea con lo que sucedió con todo el comercio a nivel mundial (que retrocedió como consecuencia de la profunda crisis económica mundial iniciada en 2007-2008).
  • En el período 2009-2011, las exportaciones latinoamericanas hacia África aumentaron de nuevo, hasta marcar un récord en el año 2011, con casi 21.000 millones USD exportados; no obstante, desde ese año volvieron a retroceder fuertemente hasta llegar a los escasos 14.800 millones USD exportados en 2015.
  • Igualmente, las importaciones latinoamericanas desde África volvieron a subir desde 2009 hasta 2013, en que se registraron 22.500 millones USD importados desde África (aunque por poco, no es la cifra récord, pues ésta se obtuvo en 2008 con más de 23.000 millones USD), para caer también vigorosamente hasta los 12.106 millones USD importados en 2015 (a niveles de 2005).

Hubiera cabido esperar que, con la recuperación del volumen de comercio desde 2010 hasta 2015, África siguiera la tendencia de ganar importancia como socio comercial de América latina. No obstante, éste no ha sido el caso, pues como vemos claramente en el gráfico, se ha estancado en el entorno del 2% del total, incluso retrocediendo en el año 2015, con un fuerte descenso respecto a 2014. Este descenso del volumen exportado e importado en 2015, así como de la importancia relativa de África para América Latina, se podría explicar por la fuerte caída del precio de las materias primas a nivel mundial en el año 2015.

Pese a que son cifras totalizadas que deberán ser analizadas más detalladamente, podemos sacar alguna conclusión al respecto. Entre ellas, que el comercio, y por tanto, las economías de América Latina y de África, están ampliamente subordinadas a las economías más desarrolladas, y son dependientes de la evolución de éstas. Si la gran crisis financiera mundial fue iniciada en EEUU en el año 2007, y ha resultado desde entonces en una gran crisis económica y del comercio mundial, pero con especial incidencia en EEUU y en la UE, cabría esperar que en un periodo de crisis de estas características, las regiones periféricas como África y América Latina aumentasen su comercio entre ellos, para paliar el “efecto contagio” de retroceso económico y retroceso comercial de EEUU o la UE. Pero el efecto es precisamente el contrario: América Latina y África comercian menos entre ellos, en relación al total, desde el año 2008 hasta 2015. En otras palabras, un shock económico ajeno a estas dos regiones periféricas, ha tenido un impacto negativo y ha resultado en el descenso de los intercambios comerciales de ambas regiones.

Otra conclusión sería que las perspectivas de potencial de comercio latinoamericano-africano eran prometedoras con la evolución desde 2000 hasta 2008, pero que la crisis económica mundial comenzada en el mundo desarrollado en 2007, acabó con esta buena tendencia y ha estancado el comercio entre ambas regiones en el entorno del 2% del total, tanto para las exportaciones como para las importaciones.

También podemos mencionar, en relación a las anteriores reflexiones, que los precios de las materias primas en los mercados mundiales, van a marcar notablemente la evolución de los intercambios comerciales entre África y América Latina, lo cual reafirma la teoría de la dependencia del centro, ya que es donde se negocian los precios de las materias primas a nivel mundial.

Continúa en la segunda parte.

1 comentario en “Evolución del comercio América Latina-África en 2000-2015 (I)

  1. Pues aporto que la publicación es muy interesante y esta muy bien hecha, y lo mejor, accesible a tod@s aunque no seamos expert@s

Tus comentarios aportan mucho, anímate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close