Saltar al contenido

Valoración de los líderes políticos de América Latina

22 de septiembre de 2021
Valoración de los líderes políticos de América Latina

Bien es sabido que los políticos latinoamericanos, al igual que la mayoría de políticos a nivel mundial, no gozan de mucha simpatía entre la mayoría de la población. Hoy vamos a tratar de cuantificar esta creencia, repasando el porcentaje de población que aprueba la gestión de sus políticos en 17 países latinoamericanos, a fecha abril de 2012:

Visto en @LatinAmericaHoy. Fuente: Consulta Mitofsky. En este enlace se puede ver el informe completo, y en su última página, la metodología empleada.

El mandatario más querido por su población es Rafael Correa en Ecuador, con un 81% de aprobación (quizás ayude su gran presencia en Internet: tiene su propio blog y miles de seguidores en twitter). Otros políticos latinoamericanos con una buena aprobación son Juan Manuel Santos, Colombia, 67% de aprobación; Mauricio Funes, El Salvador, 65% de aprobación; Daniel Ortega, Nicaragua, 60% de aprobación; Ollanta Humala, Perú, 59% de aprobación; Dilma Rousseff, Brasil, 59% de aprobación; y Hugo Chávez, Venezuela, 58% de aprobación (cabe mencionar que éste último no resulta un dato muy fiable, proveniente del Instituto Venezolano de Análisis de Datos). Un caso admirable es el de Ollanta Humala en Perú, ya que, pese a que tras su elección en 2011 el país estaba dividido y las perspectivas no eran halagüeñas, estos primeros meses ha reinstaurado la calma en el país andino y se sitúa en el 5º lugar entre los mandatarios de la región con un 59% de aprobación.

Por su parte, los peor valorados son Evo Morales en Bolivia (39%), Ricardo Martinelli en Panamá (33%), Sebastián Piñera en Chile (33%) y Laura Chinchilla en Costa Rica.

Recopilando la información en el mapa, la valoración de los máximos dirigentes políticos de Latinoamérica quedaría de la siguiente manera:

Pero, ¿qué razón tienen los ciudadanos en dar estas altas (o bajas) valoraciones a sus mandatarios políticos? A priori no sabemos si las valoraciones están justificadas, ni tampoco si son totalmente imparciales (ya que algunas cifras vienen dadas por entes “cercanos” a algunos presidentes). En la siguiente tabla vamos a comparar la valoración a los políticos con dos variables algo más objetivas, como son el crecimiento de la economía del país (representado en el crecimiento del PIB medio en los últimos 3 años, y siempre teniendo en cuenta que algunos presidentes no llevan en el cargo tanto tiempo, y otros llevan mucho más que esos 3 años, pero que la media es de 3,9 años), así como el aumento del Índice de Desarrollo Humano en los últimos 3 años:

MandatarioPaísAños en el cargo% de aprobaciónCrecimiento medio PIB 2008-2010Variación IDH 2008-2011
Rafael CorreaEcuador5,081%3,7%0,006
Juan Manuel SantosColombia1,667%3,1%0,013
Mauricio FunesEl Salvador2,865%-0,1%0,006
Daniel OrtegaNicaragua5,061%2,6%0,006
Ollanta HumalaPerú0,659%6,5%0,013
Dilma RousseffBrasil1,159%4,0%0,013
Hugo ChávezVenezuela12,858%0,2%0,005
Cristina FernándezArgentina4,254%5,6%0,011
Lionel FernándezR. Dominicana7,251%5,5%0,012
Felipe CalderónMéxico5,350%0,2%0,009
Porfirio LoboHonduras2,046%1,6%0,006
Fernando LugoParaguay2,744%5,7%0,015
José MujicaUruguay2,042%6,2%0,014
Evo MoralesBolivia7,239%4,5%0,012
Ricardo MartinelliPanamá2,533%6,0%0,010
Sebastián PiñeraChile2,133%2,4%0,009
Laura ChinchillaCosta Rica1,826%1,9%0,007
PROMEDIO 17 PAÍSES3,951%3,5%0,010

Para descargar la tabla completa visitar el siguiente enlace: Valoracion Politicos America Latina a abril de 2012.

De la tabla anterior se podría concluir que el índice de popularidad de Rafael Correa (con mucho el mandatario mejor valorado de todos) no debería ser tal, ya que apenas supera el crecimiento del PIB medio de estos países en los últimos 3 años (+3,7% de crecimiento medio, frente al +3,5% de la media), y que su incremento del Índice de Desarrollo Humano entre 2008 y 2011 ha sido solamente de +0,006 puntos, 4 puntos inferior a la media de estos 17 países (+0,01). También son los casos de El Salvador y Nicaragua, cuyos presidentes gozan de una gran aceptación (65% y 61% respectivamente), pero cuyas economías no se han comportado muy bien en los últimos años (-0,1% de media en el caso de El Salvador), ni sus Índices de Desarrollo Humano se han desarrollado conforme a la media de la región (solamente +0,006, como el caso de Ecuador).

Por otro lado, hay líderes políticos mal valorados cuyos países sí se han desempeñado bien en los últimos 3 años. Son los casos de Paraguay y Uruguay, por ejemplo: con un incremento del PIB medio de los últimos 3 años superior a la media (+5,7% y +6,2%, respectivamente), y un incremento del Índice de Desarrollo Humano de también superior a la media (+0,015 y +0,014, respectivamente), no consiguen un apoyo mayoritario de su población: solo un 44% y un 42% de aprobación. Especialmente baja es la valoración de Ricardo Martinelli en Panamá (33%) teniendo en cuenta que lleva 2,5 años en el cargo y que su país ha aumentado el PIB un 6% de media en los últimos tres años y un +0,010 del Índice de Desarrollo Humano (como la media de los 17 países analizados).

¿Qué opináis sobre el cuadro? Y los lectores latinoamericanos, ¿están contentos con sus máximos dirigentes políticos? ¿Alguna crítica? Estaremos encantados de recibir sus opiniones más abajo: